martes, 8 de marzo de 2016

Palabras del Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, durante la inauguración de los XXVI Juegos Nacionales Deportivos y Culturales de las Personas Adultas Mayores



Ciudad de México, a 7 de marzo de 2016.


Muy buenos días tengan todos ustedes.

Quiero saludar con mucho gusto y agradecimiento al señor secretario de Desarrollo Social, al doctor José Antonio Meade, por estar aquí con nosotros en la apertura de estos juegos, estamos muy honrados señor secretario que esté usted con nosotros en el IMSS.



También saludo con mucho afecto a Aracely Escalante, la directora de INAPAM; a Alfredo Castillo, el titular de la CONADE; a todos mis compañeros del Gobierno Federal, pero sobre todo y muy especialmente a los miles de adultos mayores de todo el país que nos hacen el favor de estar aquí, y que con arrojo y valentía participan en esta semana, en la edición número XXVI de los Juegos Nacionales Deportivos y Culturales.

Saludar al contingente del IMSS, que creo es uno de los mejor preparados y de los que más medallas va a sacar.

La presencia de todos ustedes aquí es un gran aliento y es un gran acicate; es aliento porque nos permite confirmar que para el gobierno mexicano el envejecimiento tiene un lugar primigenio, y es acicate también porque su presencia nos lleva a ratificar la vocación del IMSS, la vocación de una institución dedicada al bienestar desde el nacimiento hasta el final de la vida.

El IMSS es un compañero de vida de los trabajadores y de sus familias. Ahí estamos en todos los momentos importantes: en el nacimiento, en el trabajo, en el matrimonio, en la planeación de una nueva familia y en el retiro.

Son muchas las áreas de la vida en las que el IMSS está presente, pero eso no es suficiente.

El Presidente de la República nos ha instruido no solamente a cumplir con nuestros deberes elementales, no solamente a cuidar los riesgos de trabajo, a velar por la salud, sino apoyar a los trabajadores hasta el final de sus vidas y, desde luego, a ofrecerles las herramientas que les permitan tener un retiro sano y un retiro integral.

Ante esta responsabilidad en cada una de nuestras oficinas en el IMSS, en cada uno de nuestros centros sociales, en cada uno de nuestros deportivos, de nuestros espacios de recreación, tenemos el compromiso de sembrar la semilla de la prevención.

Por eso existe el PrevenIMSS, porque la orientación y cuidados que le damos a más de 30 millones de derechohabientes adultos tiene un efecto fundamental: nos permite construir las bases de un envejecimiento más saludable.

Por eso lanzamos, entre otras cosas, nuestras campañas de nutrición, de vacunación, de cuidados personales, de activación física y también tenemos nuestros Centros de Seguridad Social, porque en todos ellos están presentes miles y miles de adultos mayores que quieren seguir viviendo sus vidas como si fuese el primer día, que tienen ánimo por aprender, que tienen el ánimo de hacer ejercicio, que tienen el ánimo para descubrir a un nuevo amigo.

Nuestros Centros de Seguridad Social son una casa que vive de la energía de nuestros adultos mayores.

Por eso hemos desarrollado nuestro Programa de Envejecimiento Activo, que consiste en dotar a los adultos mayores de herramientas, cuidados y orientación para hacer de esta última etapa de vida, un espacio prolífico, de retos y de realización.

Por eso justamente aquí, en la Unidad Morelos del IMSS, nos enorgullece decir que tenemos el Centro de Atención Social a la Salud de los Adultos Mayores, un centro de atención a adultos mayores único y con un carácter muy especial.

A este Centro vienen cada año más de tres mil adultos mayores a activarse, a hacer ejercicio, a convivir, a capacitarse, a asesorarse en lo psicosocial y sobre todo, a recibir cariño, en un ambiente de profesionalismo y de modelos de atención de vanguardia.

¿A qué vienen nuestros adultos mayores a la Unidad Morelos? Vienen a sentirse sanos, a aprender, a hacer amistad, vienen a sonreírle a la vida y, sobre todo, vienen a demostrarnos que en la vejez hay un cofre lleno de sabiduría, de buenos consejos y de serenidad que se convierte en energía ejemplar.

La estrategia preventiva y estructural del IMSS, la vigilancia y el cuidado de la salud y la conducción del camino que lleva al retiro de los trabajadores, hoy son más importantes que nunca.

En México, como en otros países del mundo, como en muchos otros, para el año 2050, habremos dejado de ser un país predominantemente joven para convertirnos en un país predominantemente maduro.

Y aquí el IMSS tenemos un papel fundamental que jugar. La contribución que podemos hacer en el Seguro Social para el envejecimiento digno, es de la mayor trascendencia y no vamos a fallar.

Amigas y amigos deportistas:

El Seguro Social atiende a casi el 40 por ciento de la población de adultos mayores del país con seguridad social, a quienes se les otorga atención especializada geriátrica y gerontológica, para cuidar y atender enfermedades como diabetes, la hipertensión y el sobrepeso.

La población usuaria del IMSS que rebasa los 60 años de edad es un poco más de seis millones de mexicanos, de los cuales, la mitad tienen más de 70 años y cuya atención en medicina y rehabilitación, se ha incrementado en las últimas décadas en un 70 por ciento, haciendo que el Seguro Social destine el 25 por ciento de sus recursos médicos y el 30 por ciento de su presupuesto a este grupo de edad.

En el Centro de Atención Social a la Salud de las y los Adultos Mayores, se desarrolla un Modelo de Atención Social.

Acorde también con la política del Instituto, tan sólo en el último año se impartieron cursos y talleres de promoción y salud física a más de 336 mil personas adultas mayores.

Secretario Meade, señora directora del INAPAM, amigas y amigos todos:

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, nos ha encargado cuidar la salud y garantizar la seguridad social de los adultos mayores y en el IMSS no les vamos a fallar.

Con el apoyo de la SEDESOL, el INAPAM y la CONADE vamos a seguir impulsando de manera decidida la cultura del deporte en beneficio de la salud y su bienestar familiar. 

Ustedes han llegado a la Unidad Morelos del IMSS a encender la luz de esperanza, de optimismo y de trabajo.

Muchas gracias por su ejemplo y por la energía que nos transmiten. Vaya para todos ustedes mi admiración y nuestro cariño.

Muchas gracias.
Publicar un comentario

Seguidores