martes, 24 de enero de 2017

LEPRA: PADECIMIENTO ENDEMICO LATENTE EN MICHOACÁN

                            Morelia, Mich., a 20 de enero de 2017       

                         

Michoacán es uno de los Estados considerados como endémicos para la existencia de casos de Lepra. De acuerdo el doctor Mario Guzmán Solorio, epidemiólogo en el Hospital General Regional No. 1 del IMSS en Charo, La lepra es de las enfermedades que aparentemente están bajo control o erradicadas, pero la falta de continuidad a los problemas de Salud Pública, la hace una enfermedad “reemergente”.





Durante su gestión como encargado de la vigilancia epidemiológica de la lepra en el Estado, informó que hace unos 25 o 30 años podrían detectarse localidades  específicas de tierra caliente con una endemia de la Lepra como Uruapan, Apatzingán, Lázaro Cárdenas y Nueva Italia.



La lepra es una enfermedad infecciosa que llega a presentarse en cuatro formas lepromatosa, tuberculoide, indeterminada y difusa o dimorfa. Los pacientes lepromatosos (bacilíferos)  y tuberculoides (lesiones en la piel), son los más frecuentes al menos en Michoacán. Afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos.



No es hereditario, más bien podrían influir factores dietético e higiénico o multifactorial, sí es transmisible, pero, contrario a los que se piensa, no es de fácil contagio, pues tendría que ser en un contacto directo y muy prolongado de piel con piel.



Además, Guzmán Solorio, recalcó que hay condiciones en los seres humanos que nos permiten estar exentos de la lepra, en el caso específico de los mexicanos, el 70% la poseemos; se trata de un factor natural de resistencia llamado Factor N de Rotberg. Con lo que el contagio sería prácticamente imposible.



Los síntomas o datos de alerta para acudir al médico, de acuerdo con el epidemiólogo Mario Guzmán, en el caso de la lepra lepromatosa como la más común, tiene cuatro características en el paciente manchas blancas, sin sudoración y caída del vello en la zona y que es insensible o que no hay respuesta al dolor, y la mayoría de los casos se presenta en glúteo, con la aparición de la mancha blanquecina con las características señaladas.














Como encargado de la vigilancia epidemiológica de la lepra en el Estado, Guzmán Solorio conoce de la existencia latente de la lepra en la entidad, por lo que hace una recomendación a atender cualquier sintomatología, subrayó la importancia del autocuidado a la salud, con la exploración de todo el cuerpo, y en caso de detectar  alguna zona de insensibilidad al tocar objetos calientes o muy fríos, acudir a revisión.



El diagnostico se hace bajo un estudio clínico, citológico y/o de biopsia para hacer una bacilos copia del nódulo de la oreja o de la mucosa nasal, para determinar la existencia de bacilos.



Finalmente el encargado de vigilancia epidemiológica en el HGR 1 Charo del IMSS aseguró que la lepra es 100% curable, con un tratamiento de poliquimioterapia, a través de cuatro comprimidos, en un periodo de aproximadamente dos años para la lepromatosa y de un año en la lepra tuberculoide. Que son medicamentos de fácil acceso y bajo costo y puede ser auto suministrado, es decir, no sería necesaria la hospitalización, pero sí un seguimiento. El IMSS cuenta con las condiciones para el tratamiento.




Publicar un comentario

Seguidores