viernes, 5 de mayo de 2017

AVERSIÓN A FESTEJO DE 5 DE MAYO POR TRUMP EVIDENCIA SU RECHAZO A MIGRANTES: MACARENA CHÁVEZ



Morelia, Michoacán, a 5 de mayo de 2017




El desarrollo de un país se logra con su riqueza, principalmente de sus recursos humanos, por lo que Estados Unidos de América debe reconocer en su pueblo diverso, conformado por migrantes, que si tiene la posición mundial actual es debido al fenómeno migratorio, por lo que Donald Trump al romper la tradición del festejo del 5 de mayo sólo evidencia su aversión a todo aquello que ha enriquecido a su país. 

Así lo manifestó Macarena Chávez Flores, Presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios del Congreso de Michoacán, entidad que tiene más de 4 millones de migrantes en el país vecino del norte y quienes festejan el 5 de mayo como una fecha de suma importancia, incluso mayor que el 16 de septiembre, día de la Independencia de México.  


La diputada panista mencionó que Donald Trump, al romper con una tradición de 16 años en la Casa Blanca donde se festejaba en grande esta fecha, sólo refleja la postura del mandatario, de no aceptar que los migrantes son parte vital de Estados Unidos de América y que su trabajo contribuye al desarrollo económico de ese país. 


“Al dejar en manos de su vicepresidente Mike Pence la conmemoración del 5 de mayo, Donald Trump se aleja aún más de la comunidad hispana en Estados Unidos de América y deja clara su posición al respecto”. 

La representante popular dijo que esta acción, es una muestra clara del actuar frente a México y su gente, sobre todo a la comunidad migrante, rompiendo el protocolo establecido por sus predecesores George W. Bush y Barack Obama. “No solo es un festejo, es una muestra de cómo se encuentran las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos”. 

Por lo anterior, urgió a las autoridades mexicanas responsables de establecer las relaciones exteriores de México a fortalecer sus lazos de diplomacia, así como a hacer un llamado a las autoridades estadounidenses a reconocer en los migrantes, un sector poblacional que ha levantado a su país y contribuye a su economía. 

Cabe mencionar que la Casa Blanca dejó el festejo de 5 de mayo en manos del vicepresidente, Mike Pence quien organizó una pequeña recepción el día de ayer y no hoy 5 de mayo sin la asistencia del presidente, ni de políticos y artistas de alto nivel, como sucedía bajo el mandato del presidente Barack Obama o de su predecesor George Bush. El año anterior, Obama invitó a 500 personas en la recepción que organizó con motivo del festejo del 5 de mayo donde estuvo amenizando la banda de rock de Jalisco, Maná.



Publicar un comentario

Seguidores